Falsa confesión: cuando tu cerebro te declara culpable

Desde que se empezaron a realizar las pruebas de identificación por ADN, a principios de los años 90, centenares de personas han salido de la cárcel en EEUU tras demostrarse que no participaron en los delitos por los que les condenaron. Uno de los datos más llamativos es que en algunos de estos casos, incluso de asesinato, los condenados habían confesado el crimen y estaban convencidos de haberlo cometido. Pero fueron víctimas de su propio cerebro y de un fenómeno que se conoce como “falsa confesión”.

 

¿Hasta tal punto nos puede engañar nuestro cerebro? Los neurocientíficos saben desde hace tiempo que las memorias son muy poco fiables y altamente manipulables. Para alterar un recuerdo basta con evocarlo e introducir algo de información falsa. La siguiente vez que recordemos ese evento, nuestro cerebro tendrá los dos datos juntos y tenderá a mezclarlos en el recuerdo. Los científicos han hecho numerosos experimentos en los que demuestran que alguien puede recordar como real una falsa experiencia en el hospital cuando tenía 4 años, solo porque un miembro de la familia le da el dato, o que basta introducir la cara de un sospechoso en el reconocimiento para que luego la mente de la víctima asocie el crimen con esa persona. La manipulación puede ser tan sutil que dependa de una palabra introducida durante el interrogatorio o de la forma en que se formula una pregunta.

Acusarse a uno mismo de algo que no ha hecho parece una cuestión mucho más seria, pero está más que demostrado que ocurre, y con consecuencias dramáticas para la víctima. El caso de Peter Reilly, en los años 70, se hizo especialmente famoso. Un día llegó a su casa y se encontró a su madre asesinada. Seguidamente llamó a la policía que, tras un duro interrogatorio, le hizo dudar de su propia memoria. A continuación hizo un test del polígrafo que no superó y fue detenido como sospechoso. Poco a poco, y aunque no recordaba nada, se fue convenciendo de que había cometido el crimen y firmó una confesión escrita. Y habría cumplido muchos años de cárcel si no llega a ser porque nuevas pruebas, un tiempo después, descartaron que él pudiera haber cometido el asesinato.

Este tipo de casos han sido investigados por el científico Gisli Gudjonsson, que denomina al fenómeno como “síndrome de desconfianza en la memoria”. En uno de sus trabajos describe el caso de un joven de 17 años al que la policía de Londres interrogó de forma rutinaria por un asesinato. A las pocas horas el chico empezó a ver el rostro de la víctima y a pensar que podía haber sido él el autor del crimen, hasta que terminó confesando y cumpliendo una pena de 25 años de cárcel antes de que nuevas pruebas hicieran que un juez revocara la sentencia.

¿Aún te parece descabellado que tu cerebro se autoinculpe? El investigador Saul Kassin y su equipo del Williams College demostraron hace unos años que no es tan difícil engañar a alguien para que se confiese culpable de algo que no ha hecho. Kassin realizó una prueba (ver PDF) con 71 estudiantes a los que dividió en dos grupos y les pidió que teclearan una serie de letras a medida que se las dictaran.

Al primer grupo les dieron instrucciones para hacerlo despacio y al segundo para hacerlo deprisa, y a todos se les advirtió de que no podían pulsar la tecla ALT porque el ordenador se bloquearía. Todos los ordenadores estaban programados para bloquearse al cabo de un minuto de prueba, de forma que los sujetos pensaran que habían dado a la tecla ALT por error. En algunos casos, un falso testigo acusó a los participantes de haberles visto firmar la tecla. Resultado: el 70% de las personas firmó una confesión admitiendo un error que no había cometido, y en un 35% detallaron un recuerdo falso de cómo habían metido la pata y pulsado la tecla ALT por error.

¿Te fías ahora un poco menos de tu cerebro?

Anuncios

Publicado el 04/10/2014 en Principal y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Kamikazed

Party People

Café de Papel

Historias que vale la pena compartir

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Nonet

Unas palabras especialmente para ti....

LA ZONA TRIBAL

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

Las termitas del cielo

Entropía callejera

#Barbanza

Mirada subjetiva de las noticias, con mucha picardia e ironía en #Barbanza

QUEBRANTANDO EL SILENCIO

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

風俗に生かされている

風俗に生かされている男の風俗探検!いろんな地域、いろんなジャンルの風俗を好き嫌いせず体験していきます。

A %d blogueros les gusta esto: