Archivos Mensuales: marzo 2016

TTIP: el negocio del dinero

 

 

Anuncios

El síndrome de los zombis tatuados

hay gran cantidad de detalles en nuestra vida cotidiana que nos pasan desapercibidos y que ponen de manifiesto hasta qué punto alcanza el lavado de cerebro al que todos estamos sometidos.

Y aunque parezcan simples anécdotas, si somos capaces de identificar, analizar y exponer estos mecanismos de programación mental que se manifiestan en nuestro día a día, estaremos dando el primer paso indispensable para liberarnos de las cadenas psicológicas que nos esclavizan.

Realmente no necesitamos descender al inframundo para enfrentarnos a los demonios: los demonios contra los que tenemos que luchar para alcanzar nuestra libertad, ya están aquí, dentro de nuestras cabezas, convertidos en mecanismos inconscientes que nos subyugan por completo.

Lee el resto de esta entrada

La corrupción es la privatización

Son actualidad los numerosos casos de corrupción que asolan la política española. Para que estos sean posibles se necesitan algunas condiciones que vale la pena analizar. En primer lugar, la falta de ética y decencia de sus protagonistas: políticos y empresarios. En segundo, la percepción de impunidad, es decir, la ausencia de una amenaza creíble de castigo por parte del sistema judicial y de la comunidad ciudadana. Algo bastante fundado porque los procesados con frecuencia vuelven a ser votados y en raros casos acaban en prisión. Y por último, un sistema político, económico y mercantil que favorezca el trasvase de dinero público a manos privadas gracias a la decisión de cargos políticos y bajo la coartada de la prestación de algún servicio.

Detengámonos en esto último. Si observamos algunos de los casos comprobamos que casi siempre se trata de adjudicaciones a empresas privadas: estudios o celebración de eventos en el caso Noos, adjudicación de la recogida de basuras en varias localidad de Alicante en el caso Brugal, la cesión de parcelas públicas para construir colegios privados concertados en la operación Púnica. Los casos de contratación fraudulenta de servicios de limpieza viaria o de edificios públicos, mantenimiento de jardines públicos, gestión y suministro del agua en las ciudades, etc. son constantes. El último, por ahora, ha sido la detención de la directora de la Alhambra, por presunta malversación de 5,5 millones de euros en la adjudicación del servicio de alquiler audioguías.

La mayoría de la ciudadanía no percibe que si todos estos servicios se prestaran directamente desde el Estado a través de empresas públicas dejaría de existir esa fuente de corrupción. No puede haber lucro, ni adjudicación privilegiada, ni precio inflado si son empleados públicos o empresas estatales las que limpian las calles, recogen la basura, llevan el agua a nuestras casas, organizan los eventos o construyen los colegios. El dinero solo puede circular desde las arcas municipales a los trabajadores que realizan la labor, no hay intermediarios para quedárselo. La mayor corruptela posible en la empresa pública sería una selección arbitraria de los empleados (el enchufismo), pero la administración dispone de medidas para evitarlo. En cambio, en las adjudicaciones y subcontrataciones privadas esa contratación arbitraria ya existe y es sencillamente legal porque, al tratarse de empresas privadas, contratan a quien consideran.

La conclusión evidente es que la principal fuente de corrupción es el trasvase fraudulento de dinero público a manos privadas mediante las adjudicaciones de compra de productos y prestación de servicios. La mayoría de esas adjudicaciones no han existido siempre ni tienen por qué suceder, forman parte de un sistema neoliberal privatizador instalado en las últimas décadas en nuestras administraciones. En cambio, el discurso neoliberal ha logrado inculcar en las mentes de la mayoría de la población que “Estado” y “público” son sinónimo de ineficacia e corrupción, cuando es precisamente lo contrario. El político corrupto lo es cuando dispone de nuestro dinero para poder llevarlo al sistema privado, es decir, cuando tiene un socio empresario con quien acordar y pactar adjudicaciones, comisiones y fraudes. Sin duda el reto consiste en elegir el político adecuado, pero si, mientras tanto, no le permitimos a ese representante privatizar servicios y repartirse el dinero público con el empresario habremos logrado mucho.

Fuente

Contexto

roto_no_sabemos_lo_que_pasa_340x394.018691589.pngA mucha gente se le escapa que el mecanismo principal de desinformación de nuestros medios se fundamenta en obviar el contexto adecuado para comprender una noticia. Recurrir a un dato u otro, un hecho u otro, para acompañar una noticia permite conseguir que el lector saque una conclusión u otra totalmente opuesta.

 Dos ejemplos de las últimas semanas nos ayudan a comprenderlo. El País difundía el 23 de octubre un tuit de su hemeroteca con el contenido “Amancio Ortega almuerza en el comedor de empleados. Así es el hombre más rico del mundo”. De allí nos llevaban a un panegírico del dueño de Zara, publicado en agosto de 2012, donde se ensalzaba la trayectoria de su empresa y su labor social. Pues bien, un ejemplo de contexto hubiera sido contarnos que, unos meses después, en Bangladesh, una empresa textil de las que suministraba a Zara se incendiaba con el saldo de varios empleados muertos que trabajaban en condiciones de miseria, algunos de ellos menores de edad (El Mundo, 25-4-2013), pero entonces Zara apenas era citada. Igualmente El País, en una muestra de sensibilidad social, publica el pasado 2 de septiembre una fotonoticia bajo el título “El rostro de la injusticia”, dedicado a un niño de 13 años que trabaja en condiciones de explotación en Bangladesh. Por supuesto, ni Zara ni Inditex ni Amacio Ortega aparecen, a pesar de que bien podía ser un niño de los que trabajan en sus fábricas.

Algo similar sucede con unas recientes noticias sobre las eléctricas. El 23 de noviembre en un aparente publirreportaje que probablemente iba destinado a que la gente comprara acciones de la empresa, Público difunde la noticia “Endesa eleva su previsión de beneficios para 2015 y 2016”, destacando que repartirá beneficios entre los accionistas. Sin embargo, no se les ocurre relacionarlo, a modo de contexto para comprender esos beneficios, con un dato de un mes antes en el mismo periódico: que “el recibo de la luz se ha triplicado en los últimos treinta años” (Público, 22-10-2015). Es evidente que presentar unidas las dos informaciones hubiera servido para que los lectores comprendieron a qué se deben esos beneficios, de dónde los han sacado y qué bolsillos los han pagado.

En realidad es el mismo formato del discurso intelectual y político dominante: contarnos cosas sin intentar buscar las razones o los orígenes. En el programa de televisión Salvados del 15 de noviembre, el periodista Jordi Évole está entrevistando a un sirio que le cuenta que cayó un misil en su casa y mató a los niños. El periodista español pone cara de consternado y calla, pero ni le pregunta quién disparó el misil. Así nunca entenderemos nada. Eso sucede porque el objetivo del programa es ver el drama y la desesperación de ese pobre hombre, no indagar en las razones ni responsabilidades del conflicto. Basta con ver a un hombre desgarrado por la muerte de sus hijos, no nos interesa quién los mató ni por qué. De ese modo se llega a una sociedad en la que un presidente del gobierno quizás logre cosechar más votos yendo a comentar un partido de fútbol a la radio que a un debate político a explicar su programa.

Fuente

Cuando el enemigo se esconde en las ONG

En su último libro, Espectros del capitalismo (Capitán Swing), Arundahti Roy analiza, entre otras muchas cuestiones, la perversa influencia de las ONG’s en la India y en general en todo el mundo, se trata de una tesis que ya adelantó el sociólogo estadounidense James Petras hace veinte años. En los tiempos actuales, en los que las intervenciones militares van precedidas de campañas mediáticas de convencimiento y muchas revoluciones son diseñadas y teledirigidas desde el poder, las ONG’s han demostrado cumplir un gran papel como agentes reaccionarios. El espectro es amplio. Tenemos al premio Nobel y Príncipe de Asturias Muhammad Yunus con sus microcréditos que han llevado el endeudamiento y la usura a los más pobres. Las empresas de microfinanzas en la India son responsables de cientos de suicidios.

Desde los países ricos, toda una legión de fundaciones, convenientemente financiadas por grandes corporaciones se dedican a apoyar programas, proyectos, cursos y becas “políticamente correctas” desde la óptica neoliberal. Quienes no se ajusten a sus patrones ideológicos son desprovistos de fondos y marginados de universidades y foros internacionales. El resultado es un discurso monocorde de una única ideología que lo abarca todo, que ha colonizado todo lo cotidiano y que hace impensable propuestas o iniciativas a contracorriente del modelo dominante. Armadas con sus miles de millones, estas ONG’s no cesan de convertir a potenciales revolucionarios en sumisos activistas remunerados. Artistas, intelectuales, escritores, cineastas… abandonan una confrontación radical para sumarse al discurso de un progresismo descafeinado sustentado en elementos como el multiculturalismo, la igualdad de género, desarrollo comunitario, políticas identitarias, tolerancia sexual. Como ya señaló Petras, se trata de causas y valores que generan un consenso bastante amplio e indiscutible, pero que no enfrentan el sistema económico y político dominante y, en cambio, sirven para canalizar una reivindicación que podría apuntar contra los pilares del modelo. Un ejemplo son algunas organizaciones de derechos humanos con su equidistancia entre ejército israelí y Hamas, Estado colombiano y guerrilla, Cuba y Estados Unidos, OTAN y gobierno sirio.

Con el movimiento feminista ha sucedido algo parecido, se impone un feminismo liberal desligado de los movimientos populares de base anticapitalistas y antiimperialistas, y ahora se limita a denunciar la violencia de género, las condiciones de las trabajadoras del sexo, las aberraciones medievales en algunas culturas o el sexismo en la publicidad. Pero nada que preocupe o dañe al modelo neoliberal dominante.

Como denuncia brillantemente Owen Jones en Chavs. La demonización de la clase obrera (Capitán Swing), la pobreza se enmarca en un problema de identidad. Nada de clases sociales, y mucho menos de lucha de clases, el discurso de la progresía occidental, influenciada por el aparato ideológico de las ONG’s, gira en torno a las minorías étnicas, culturales o sexuales. La guerra entre ricos y pobres ha desaparecido de la agenda y del imaginario de la nueva izquierda del primer mundo. De ahí que el trabajador explotado europeo, blanco y católico solo se siente identificado por su nacionalidad, raza y religión y, en consecuencia, acaba en la ultraderecha.

Y así se termina llegando a que el Centro Martin Luther King, nacido en homenaje a quien terminó asesinado por comprender y combatir las conexiones entre capitalismo, imperialismo, racismo y la guerra de Vietnam, haya terminado copatrocinando un ciclo de conferencias titulado “El sistema de libre empresa: un agente para el cambio social no violento”. Un ejemplo de la eficacia de las donaciones de las Fundaciones Ford y Rockefeller.

Fuente

Robar a lo grande

Existen muchos tipos de robos. Están los de los chorizos, que roban desde una cartera a la caja fuerte de un banco. Y también los robos de guante blanco, donde podemos incluir la corrupción. Se habla mucho de los políticos corruptos, aunque se olvida precisar que son los que gobiernan, no todos. La ciudadanía coincide en considerar a los corruptos como ladrones, en pedir castigos penales y en intentar que no sigan en sus cargos (otra cosa es que se consiga). Pero también dentro de los robos de guante blanco, están los que cometen las empresas, delitos que son impunes y que hasta pueden ser legales. De hecho, hasta podría ser yo el ilegal por llamarlos robos.

Hemos conocido recientemente por la prensa un par de estos últimos. Por ejemplo, que los seis grandes bancos españoles cobraron casi 19.300 millones en comisiones en el pasado año (lainformación, 7 de febrero). Si se piensa bien, esas comisiones consisten en cobrar sencillamente por tener tu dinero, o por servicios que se hacen mediante órdenes informáticas automáticas que no suponen coste alguno ni de personal ni de energía. Algunas de esas órdenes hasta las hace el propio cliente por internet, es el propio operario el que paga el gasto del servicio. A la mayoría de los ladrones les cuesta más trabajo robar 19.300 millones que a los bancos conseguirlos. Ya decía Bertolt Brecht que era más delincuente el que creaba un banco que quien lo atracaba.

El otro caso lo protagonizan las eléctricas, profesionales donde las haya en el robo de guante blanco. El mecanismo cuenta con la connivencia de los gobiernos, que para eso los ministros terminan de consejeros de las eléctricas, y es el siguiente. El 20 de marzo de 1985 entró en vigor la Ley 3/1985, de Metrología, la cual establece “el control metrológico por parte del Estado de todos los objetos y elementos de aplicación en metrología, (…) y evitar los fraudes en perjuicio de los consumidores”, especificando también que dicho control metrológico incluye la verificación periódica del equipo de medida de los contadores eléctricos. Para poder hacerlo, unos meses antes, el 20 de diciembre de 1984 el Ministerio de Industria multiplicó por 29 el precio mensual de alquiler de los contadores (de 2,45 pesetas lo pasó a 71 pesetas), con el fin de “cubrir la función económica de permitir a las empresas alquiladoras la adecuada renovación y actualización del parque de contadores”. Esa sería la única y exclusiva finalidad del nuevo precio de alquiler: cubrir los costes de la verificación periódica de los contadores y la retirada de las unidades defectuosas o que agoten su vida útil.

Hasta aquí todo correcto, lo que sucede es que el Gobierno no ha publicado aún en el BOE la normativa sobre verificación periódica de los contadores en nuestro país. No hay por tanto ninguna ley en vigor que obligue a las compañías a verificar el parque de contadores. Es un servicio que no se realiza pero que se cobra en cada factura desde hace más de 30 años. ¿Y cuánto es eso? Pues 11.600 millones de euros (una media de 500 euros por usuario) esa es la cantidad que las compañías eléctricas llevan recaudada a 31 de diciembre de 2015 (Andaluces.es, 21 de febrero).

Conseguir pillar a los políticos corruptos y ladrones para que dejen de robar puede ser difícil, pero es posible; lograr que vayan a la cárcel también es difícil, pero es posible. Y que no vuelvan a ser elegidos está en nuestra mano. Pero conseguir que empresas como las de estos dos ejemplos dejen de robar, vayan a la cárcel o que no podamos elegirlas es absolutamente imposible. En eso consiste el falso sentido de la justicia del capitalismo: en que la existencia de delitos punibles haga pasar desapercibidos algunos impunes.

Fuente

Blesa-Pérez S.A., el sueño capitalista de los Aznar

images-cms-image-000002358

Esta semana Rus y Barberá; la semana anterior Rodrigo Rato, y todos nos preguntamos ¿quién vendrá a continuación? Atrás quedan los años en que España era una fiesta: Valencia era Fórmula1, Rita y Camps conduciendo un flamante Ferrari; era Madrid en manos de Gallardón, convertida en capital mundial del hormigón, túneles y edificios de altura para recibir a los JJOO; eran las fastas celebraciones en el mercado de Valencia, Demi Moore y Rita Barberá mezcladas, gambas e hidrógenos de El Bulli para despedir a veloces fragatas que partían rumbo a la Copa América; y, como último destello, Rato tocando la campana del éxito en la salida a Bolsa de Bankia. Dinero y política bailaban al ritmo de rock and roll. Hoy, la música ha cesado y la oscuridad ha sumido a los hijos del milagro económico, con una cantidad ingente de cargos –que entonces tenían la máxima responsabilidad en ayuntamientos, diputaciones o gobiernos– desfilando por los tribunales.

Hay un elemento concomitante en la mayoría de casos de corrupción recientes: una orden de arriba basada en alimentar y desarrollar una clase capitalista afín. Para ello, existía una estructura, una jerarquía y un aparato subordinado a la causa. En Alicante o Valencia se dio alas a Ortiz y Correa, en Madrid a Marjaliza. El PP se ponía así a disposición (por un módico precio, del 3% al 10%) de la noble causa de crear nuevos ricos, flamantes riquezas con yate que fueran la envidia de Europa, del mundo..

Se puede diferenciar entre dos tipos de ricos: aquellos en que la lealtad del grupo que lo conforma recae finalmente en el parentesco (como sucede con los Villar-Mir, los Calvo-Sotelo, los March y los Entrecanales, entre otros) y en menor medida en la afinidad personal (con el Rey, Aznar, Rajoy), y otros cuya unidad recae en pertenecer a una casa (en el sentido de Levi-Strauss), en la cual la sangre, el parentesco no actúa como elemento determinante de alianza entre los integrantes (como sí ocurre en el clan), sino que otros elementos cobran mayor importancia: la casa, una arquitectura “simbólica” que proyecta el fetiche de una alianza amplia, en este caso, un conjunto de personas aunadas por consejos de administración, conseguidores, medianas empresas y empresas del Ibex35 que quedan centralizadas por la estructura del partido y, simbólicamente, por Génova, 13.

La estrategia de erigir una casa capitalista con Génova como epicentro se remonta al proyecto quijotesco de un joven madrileño que soñaba con una España verdaderamente capitalista, con grandes empresarios capitalistas afines que desplazaran a la endogámica burguesía industrial y financiera vasca y catalana y evitara la existencia de un Estado fuerte (potencialmente socialista). Como dijera Aznar en 1979 en un artículo sobre las amenazas del nuevo régimen constitucional del 78 (publicado en el periódico La nueva Rioja): “No sabemos si nuestra economía va a ser de libre mercado o, por el contrario, va a deslizarse por peligrosas pendientes estatificadoras y socializantes“.

Eran tiempos en los que Reagan y Thatcher preconizaban el fin del comunismo, la URSS invadía Afganistán y, mientras tanto, en España, el régimen que murió en la cama se movía ligeramente para dar paso a nuevos actores, para temor de sus protegidos.

EL PP SE PUSO A DISPOSICIÓN DE LA NOBLE CAUSA DE CREAR NUEVOS RICOS, FLAMANTES RIQUEZAS CON YATE QUE FUERAN LA ENVIDIA DE EUROPA, DEL MUNDO.

En aquellos momentos, algo similar –aunque antagónico en la forma– se gestaba en aguas del PSOE. En 1981, en el congreso XXIX, el ideólogo de la nueva política económica, Carlos Solchaga (hoy en Zeltia), presentó las líneas maestras de su política económica en una ponencia que causó revuelo generalizado. Años después, ya en el gobierno como ministro plenipotenciario –junto a acólitos como Guillermo de la Dehesa (hoy, en el Santander)–, pudo desarrollar su proyecto: la apertura al capital privado de las grandes empresas españolas tras una paulatina privatización que permitiría entrar en la partida del capitalismo global (en la fase de concentración global), pero con el capital y control del Estado (gracias a la “acción de oro”) y sus tecnócratas.

Era la llamada “cogestión” o “codeterminación paritaria”, y pretendía importar el modelo de François Mitterrand de privatizaciones y nacionalizaciones parciales (en 1982 nacionalizó SMH-Alcatel, cuyo presidente y director general fue su hermano Robert Mitterrand). Las empresas de capital estatal actuarán bajo la dirección de los “hombres de Solchaga”, primero desde Industria y luego desde Economía y Hacienda. Era la ‘casa Solchaga’, que no dependía de un partido, sino de un ministerio, y del liderazgo del entonces ministro.

Pero el proyecto de grandes empresarios y tecnócratas duró hasta 1996. Tras la victoria de Aznar en las elecciones de ese año, el proyecto del hombre que se fotografió disfrazado del Cid Campeador echó a andar.  Tras la conquista del Estado, se constituye la “casa Aznar”: con Miguel Blesa, su fiel escudero, y Rodrigo Rato como su mano derecha en el partido, más sus aliados en el Consejo de Ministros, y Francisco González, Juan Villalonga, Florentino Pérez  y otros en el sector privado.

El favor de los comunicadores del franquismo

La primera conquista tenía como objetivo superar las glorias de la saga Aznar, grandes figuras de la España victoriosa en 1936, en la que destacaron como juristas, diplomáticos, pero ante todo, como periodistas y directores de grupos de comunicación durante el franquismo (La Vanguardia, SER y RNE). Se trataba entonces de modernizar esa gloria, construyendo un imperio privado de medios de comunicación, al estilo de la cadena FOX de Rupert Murdoch (de cuya empresa matriz será consejero tras su salida del gobierno), que pudiera rivalizar con los ideologizados RTVE y El País.

Un primer indicador que apunta a esta tesis es el destino de Blesa, quien pasa de ser inspector de Hacienda a ser nombrado consejero en Antena 3 en 1996. Fue la primera incursión del clan en su intento de conseguir su propio holding afín: primero lo conseguiría, vía BOE, con RTVE y Telemadrid; después, pensando en el largo plazo, con el nombramiento de varios amigos en sectores estratégicos.

Un paso esencial para los objetivos de la ‘casa Aznar’ fue colocar al amigo de Aznar y Rato, a “Paco” González, como presidente de Argentaria antes de su privatización y convertirlo, tras la fusión con el BBV, en presidente de la resultante BBVA (desplazando un año después del cargo de copresidente a la saga de banqueros vascos, los Ybarra), la mayor entidad financiera española del momento. Con este movimiento, ya sólo le quedaba posicionar al que fuera compañero de aula en el colegio de El Pilar, Juan Villalonga, en la joya de la corona del Estado, Telefónica, la empresa española de mayor capitalización bursátil entonces. Con él compartía amistad y afición desde la época de colegio en El Pilar: “Los dos vivíamos para jugar al fútbol”, cuenta Aznar en sus memorias.

Ya totalmente privatizados, BBVA y Telefónica serán desde entonces compañeros inseparables (BBVA es, hasta ahora, accionista de referencia de Telefónica), de proyectos tan deficitarios como Terra. En 1997, la Telefónica de Villalonga cumplirá el objetivo de Aznar fundando Vía Digital, introduciéndose así en el mercado de la televisión para enfrentarse cuerpo a cuerpo al denostado capitalista socialista, Jesús de Polanco. Daños colaterales del “proyecto Villalonga” son las stock options(opciones sobre acciones) que se embolsó por varias operaciones: por la compra de Lycos, la salida de Terra a Bolsa, la utilización de información privilegiada previa a la alianza con MCI-WorldCOM,  o en la compra por 5.500 millones de Endemol, que llevó al juez Baltasar Garzón a abrir una investigación, casos que hoy siguen sin esclarecerse.

PARA CUMPLIR LOS SUEÑOS DE AZNAR FUE CRUCIAL FLORENTINO PÉREZ: CONCEJAL DE MADRID POR UCD, ALTO CARGO EN TRANSPORTE, TURISMO Y TELECOMUNICACIONES, Y LUEGO INTEGRADO EN ALIANZA POPULAR

Aznar no sólo soñaba, cual Quijote, con conquistar los terrenos y riquezas de moros y herejes para repartirlos con su fiel escudero y sus acólitos. Era un proyecto de una nueva España, con un holding que pudiera sostener una cosmovisión a largo plazo, más allá de su presencia “física” en el gobierno (pues renunció tempranamente a una segunda reelección): fútbol y construcción, obras, vacaciones en la playa, la segunda casa. Era la ampliación del sueño franquista de Fraga. Una nueva sociedad sin política, que viera en el cemento y los triunfos nacionales de la selección a una nueva España, sin fisuras, superadora de la guerra civil y la dictadura.

Para ello fue crucial la figura de Florentino Pérez, el que fuera concejal en el Ayuntamiento de Madrid por UCD, alto cargo en el Ministerio de Transporte, Turismo y Telecomunicaciones, y promotor del PRD junto Miquel Roca i Junyent (hoy defensor de la infanta Cristina en el caso Noos y consejero de ACS), posteriormente integrado en Alianza Popular. Su imperio en la construcción comienza en 1983, con la compra por 5 millones de pesetas de Padrós S.A. reconvertido a partir de 1996 en el brazo industrial de la ‘casa Aznar’. Un recetario que recuerda mucho al de Villar Mir, con una empresa de construcción en quiebra, una lista de contactos y un padrino, en un caso el rey o Rajoy, en el otro Aznar (y Esperanza Aguirre como lugarteniente).

El imperio ACS es fruto, además, de la unión de Pérez con tres familias capitalistas, los Urquijo, los March y los Albertos. Los primeros cedieron OCISA por 1 peseta la acción a Padrós S.A, formando así OCP. Los segundos llegaron cuando Aznar estaba en la presidencia del Gobierno y Florentino Pérez era presidente de OCP. Los últimos aportaron los activos de su empresa Imex en 1997, entrando en su accionariado.

Florentino le debe mucho a Aznar, a Blesa y a Madrid. En las dos legislaturas de Aznar pasó de ser empleado de los March a principal accionista individual de ACS y presidente del Real Madrid.  Su dependencia de la “casa Aznar” viene por tres vías: Caja Madrid, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, Gobierno nacional. A la rescatada entidad madrileña le tiene que agradecer ser su principal mecenas en su política de compras, desde la financiación de la compra de Dragados (450 millones) que catapultó a ACS a la cima, a la compra de un paquete accionarial de Iberdrola (1.100 millones) en 2003, ampliado en 2006 (2.058 millones), o para financiar la compra de jugadores del Real Madrid como Cristiano Ronaldo (76,5 millones).

Como contraparte, para sellar la alianza con Caja Madrid, Blesa entra en 2003 en el consejo de administración de ACS. Posteriormente, tras su salida de Caja Madrid a finales de 2009 –sustituido por Rato–, se renueva la alianza con la entrada de quien aprobaba los créditos y préstamos a ACS, el director de finanzas de Caja Madrid, José Carlos Contreras, en el consejo de ACS en 2011. Bankia, además, es una de las entidades que han financiado a Florentino Pérez las compras personales de acciones de ACS que le han convertido en el accionista principal. El constructor adeuda a varias entidades financieras 420 millones de euros (a través de su sociedad Inversiones Vesán).

El Estado en obras y el imperio de compras: la alianza Blesa-Pérez

En cuanto a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento, Pérez les tiene que estar agradecido por la adjudicación de un sinfín de obras de grandes infraestructuras, con sobrecostes incluidos: el mayor, el soterramiento de la M30 de Gallardón, adjudicado por 2.500 millones, y un coste final de 6.500 millones, más del doble, y  con un coste de mantenimiento anual de 125 millones de euros, abonados por el ayuntamiento a ACS y Ferrovial. La T4 del aeropuerto de Barajas, que finalmente costó 6.200 millones frente a los 541 por los que se adjudicó (estaría destinada a una aerolínea Iberia, participada por Caja Madrid, luego privatizada).

De la obra de Barajas diría Aznar que era “el plan más ambicioso puesto nunca en marcha en España”. A Esperanza Aguirre, lugarteniente de Aznar, Pérez le debe la adjudicación (bajo la fórmula público-privada) de las obras de los intercambiadores de Plaza de Castilla y Príncipe Pío (y la explotación del de Avenida de América), que supusieron una inversión de 199 millones, o la construcción del hospital de Majadahonda por 245 millones (al que se sumó, por orden de Madrid, el hospital de Son Dureta en Mallorca, una concesión de 31 años con una inversión de 778 millones).

El amor por el hormigón y el cemento unió a Esperanza y Florentino también en el terreno de la concesión de carreteras en Madrid, quedándose ACS con el dulce más preciado, la construcción de las carreteras radiales R3/R5 y M50 y la explotación de la R2, por lo que cobraría en total 1.073 millones. Hoy todas las autopistas radiales están en quiebra y pendientes del rescate por parte del gobierno.

La pugna entre Esperanza y Gallardón en el Ayuntamiento llevó a la casa Aznar a optar por un valor seguro para continuar con el imperio: colocar a Ana Botella como alcaldesa. Aunque no pudo entregar a Florentino el primer contrato integral de servicios de 1.700 millones, Botella dejó firmados en 2014 varios contratos: un segundo contrato integral por valor de 645 millones para el alumbrado público de la zona centro y oeste de la ciudad; y la recogida de basuras en la zona periférica de Madrid (72,6 millones). Con la entrada de Carmena y el PP en la oposición, quedó en vilo el contrato que pretendía unificar la recogida de basura en la zona centro y periferia, que se elevaría a 1.000 millones de euros. La jugada contemplaba que Florentino arrebataría a FCC la recogida en el centro. Hasta ahora, está pendiente de salida a concurso.

EL DE BLESA FUE EL CONSEJO DE LAS PREFERENTES, DE LA SALIDA A BOLSA Y DEL MAQUILLAJE DE CUENTAS Y FOLLETOS, HECHOS POR LOS CUALES BANKIA TENDRÁ QUE DEVOLVER 1.400 MILLONES AL ESTADO

Equiparable fue el ascenso de Blesa; en su caso, hacia la cúspide financiera. El amigo de correrías universitarias de Aznar, compañero de oposiciones y vecino en Logroño, consiguió desarrollar una carrera como oligarca. Antes, le había suplido por momentos Francisco González, pero pronto cedió el cetro a Blesa. Gracias al control de éste sobre el total del capital de Caja Madrid, entró en el capital de Iberia, luego en Mapfre, en Indra, en SOS. En total, en su punto álgido, en 2010, antes de su conversión en Bankia, Caja Madrid participaba como accionista en cinco sociedades del Ibex35 (Indra, BME, Mapfre, Iberia y Ebrofoods).

El imperio financiero de Blesa tuvo sus altibajos con su salida, pero finalmente se convirtió, en 2011, tras su conversión en Rato-Bankia, en refugio de la casa Aznar: en su consejo estaban Mercedes de la Merced (Concejal del PP de Madrid), José Manuel Fernández Nornella (Secretario Estado Hacienda con el PP), José Rafael García Foster (senador del PP), Ricardo Romero de Tejada (Alcalde del PP en Majadahonda), Estanislao Rodríguez-Ponga (secretario de Estado de Hacienda con el PP), Ángel Acebes (todopoderoso ministro del Interior, de Administraciones Públicas, de Justicia y secretario general del PP entre 2004 y 2008), José Luis Olivas (Presidente de la Generalitat Valenciana por el PP), Jesús Pedroche (presidente de la asamblea de Madrid y consejero de presidencia de la comunidad) y Rodrigo Rato (Ministro de Economía y Vicepresidente del gobierno).

Era el consejo de las preferentes, de la salida a Bolsa y del maquillaje de cuentas y folletos, hechos por los cuales Bankia, hoy en manos del Estado (FROB), tendrá que devolver 1.400 millones. Y fue el consejo que firmó unas cuentas que daban unos beneficios en 2010 de 195 millones, revisadas en 2011 y convertidas en pérdidas por valor de 2.979 millones.

Posteriormente, en 2012, el consejo de Aznar firmó las cuentas que revelaban las mayores pérdidas de una empresa española en la historia: 21.545 millones de euros, pérdidas que superaban las de AIG en 2007, la segunda entidad con mayores pérdidas de la crisis subprime, en un país con un PIB catorce veces mayor al de España. Otros daños colaterales del proyecto fueron las 1.700 personas prejubiladas en 2012, y un rescate que costó un ERE a 539 personas.  Detrás de estos números, está la mayor ofensiva de la casa Aznar para desafiar el statu quo de la banca española. Pero todo valía en su intento de ser los nuevos Rockefeller, y sustituir así a los tradicionales banqueros vascos y catalanes. El Estado estaba para respaldar ese plan.

Disyuntivas de un clan ya asentado

Aznar pudo cumplir su cometido, construir una clase capitalista propia, que sobreviviera más allá de su partida física del gobierno. Ni Zapatero ni Rajoy han podido modificar totalmente ese statu quo. El primero le abrió las puertas a Rato, permitiendo que escalara a la cúspide del sector bancario como banquero de una entidad privatizada, y el segundo los desbancó, cediendo la custodia del brazo financiero de los Aznar a sus grandes colaboradores, la casa de Rajoy, formado por fondos de inversión internacionales que antes representara Luis de Guindos (ex Lehman Brothers). Rajoy ha molestado a la casa de Aznar, levantando la mano para darle parte de ese imperio a sus socios coyunturales, al BBVA, Santander y los bancos-custodio que los poseen, tan habituados hoy a la geografía española.

Hoy la aznarización de España siente el aliento de los nuevos ayuntamientos y del próximo gobierno. No obstante, unos contratos muy bien atados y la posición monopólica de estas empresas son la garantía de supervivencia. Uno no puede enfrentarse a la empresa de infraestructuras más grande del mundo. De ahí que Manuela Carmena no haya tenido otra que adjudicar el servicio de ayuda a domicilio para personas dependientes a Florentino Pérez. Son sólo cinco millones de euros, pero también una muestra de la continuidad del poder alcanzado en el paisaje político y económico español por la casa (blanca) de Aznar, Blesa y Pérez.

 

Fuente

El indio Evo Morales nos la quería jugar

Elecciones-en-Bolivia-InternacionalesLos demócratas del planeta se han puesto muy contentos con la derrota en el referéndum de Bolivia que debía permitir a Evo Morales optar a un cuarto mandato con el que mantenerse en el poder hasta 2026, es decir 20 años ininterrumpidos. La perspectiva tenía alarmadísima a la comunidad internacional, especialmente a Occidente, que tiene muy engrasado su sensor de injusticias y reacciona siempre a tiempo contra todos los desmanes, ya adopten la forma de guerras, dictaduras, crisis de refugiados, epidemias en África, hambre en el mundo o, singularmente, de caudillo latinoamericano.

Morales, ya saben, es ese indio extravagante que viste un jersey a rayas, que no tiene ningún master en la London School of Economics porque sus trabajos como albañil, panadero o trompetista sólo le dieron para graduarse como bachiller y que, en el colmo de la desfachatez, se atrevió a llamar república a España al ir a saludar a nuestro rey campechano, hoy emérito.

Los bolivianos siempre han estado en el centro de las preocupaciones de las naciones más avanzadas y, de ahí que las alarmas sonaran cuando Morales llegó al poder en 2006 y empezó a nacionalizar los hidrocarburos, la electricidad y los recursos naturales del país, y sonaron aún más cuando invirtió los ingresos adicionales del Estado en industrializar el país, construir redes de transporte y viviendas y favorecer la artesanía y el desarrollo rural. Cuando Bolivia puso en órbita en colaboración con China un satélite propio las alarmas sonaron tanto que se llegó a pensar en llamar a un técnico por si el mecanismo se había vuelto majareta.

Ha sido un sinvivir para los oídos. Las alarmas han sonado año tras año, a medida que el PIB boliviano crecía a un promedio del 5% y se multiplicaba por cuatro hasta los 33.000 millones de dólares; y lo siguieron haciendo cuando la pobreza pasó del 60% al 32%, el salario mínimo de 440 pesos a 1.656, el paro llegó al 3,2%, el más bajo de la región, la inflación se estabilizó en torno al 5% y casi una tercera parte de la población, en torno a 2,6 millones de personas, se encuadraron en la clase media. Morales ha sido tan dañino para Bolivia que hasta ha institucionalizado el cobro de impuestos y las reservas en divisas suponen a día de hoy cerca del 50% de la economía nacional.

A diferencia de otras naciones golpeadas por la caída en picado del precio de las materias primas, Bolivia ha mantenido su tasa de crecimiento gracias a que ha aumentado el consumo de los hogares y la inversión pública y está a punto de quemar las alarmas con las previsiones de la Cepal para este año: el PIB avanzará un 4,5% por el repunte de los salarios y del consumo, algo que puede permitirse un país con “sobradas reservas” y “escasa deuda externa”.

Ante este desolador panorama, la derrota de Morales en el referéndum ha supuesto un gran alivio, aunque todavía nadie se explique por qué estos dictadores populistas aceptan el veredicto de las urnas siendo tan caudillos y tan populistas.

La verdad es que se veía venir algo semejante. A diferencia de España, donde la corrupción asociada al partido en el poder apenas si da titulares, en Bolivia se ha conocido recientemente un caso especialmente grave que implica al llamado Fondo Indígena, creado para financiar proyectos de desarrollo en áreas rurales. Supuestamente, entre 7 y 20 millones de dólares de proyectos no realizados o inconclusos habrían sido transferidos a cuentas de particulares, un gravísimo escándalo visto desde nuestra perspectiva e imposible por estos predios. En abierta demostración de la complacencia del régimen con lo sucedido, se han identificado a más de 100 responsables, siete de los cuales han sido detenidos, entre ellos la exministra de Justicia y Desarrollo Rural y dos dirigente sindicales próximos al partido de Morales. Dos de sus senadores fueron sometidos también a arresto domiciliario.

No queda ahí la cosa. Simultáneamente, se supo que la expareja de Morales, Gabriela Zapata Montaño -con la que habría tenido un hijo que en un principio se dijo que había fallecido- ejerció de comisionista para la empresa china CAMC Engineering, adjudicataria de siete grandes obras estatales gracias, supuestamente, a los buenos oficios de esta señora en el proceloso mundo del tráfico de influencias. El caudillo, lógicamente, hizo lo que se esperaba de él y la Justicia acaba de enviar a Zapata a la cárcel de mujeres de Obrajes, imputada por tres delitos. Algo semejante jamás hubiera podido producirse en un país desarrollado tipo España.

En democracias avanzadas como la nuestra, donde nuestra Constitución por el momento no impide que un presidente pueda permanecer en el cargo hasta la muerte a condición de que gane las elecciones cada cuatro años, vemos con especial preocupación que un indígena iletrado que ha sumido a Bolivia en los diez años de mayor prosperidad de su historia intente perpetuarse en el poder. Es algo que nos rebela como occidentales y como demócratas.

Afortunadamente, los bolivianos han estado listos. Si en los cuatro años que restan de mandato a Morales el Movimiento al Socialismo (MAS), su partido, consigue alumbrar un sucesor que complete la tarea, las alarmas seguirán sonando. Y si el delfín, además, no se parece a Maduro el ruido será ensordecedor.

Los reyes de España arroparon a López Madrid cuando estalló el escándalo de las tarjetas ‘black’

En pleno escándalo de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid y Bankia, el empresario Javier López Madrid recibió el cariño y apoyo de varios amigos, entre ellos los reyes de España. Así consta en la información que López Madrid intentó borrar de su teléfono móvil y que la Guardia Civil logró en parte recuperar por orden de la jueza que investiga una denuncia del empresario contra la mujer que previamente le había denunciado por acoso sexual.

Entre los mensajes destaca por su efusividad uno recibido en el teléfono móvil del empresario y que envía la persona a la que él identifica como “Ltzia” el 15 de octubre de 2014, a las 17.08: “Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)”.

En el momento del mensaje habían pasado cinco días desde que trascendiera  el detalle de los gastos realizados por cada uno de los consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia. López Madrid había gastado 34.807 euros con el plástico que la entidad que acabó siendo rescatada con 23.000 millones de dinero público.

El consejero delegado del Grupo Villar Mir aguarda a día de hoy que la Audiencia Nacional señale la fecha del juicio. La Fiscalía pide para él un año y medio de prisión por apropiación indebida en el caso de los plásticos opacos, cuya existencia reveló eldiario.es en diciembre de 2013. López Madrid es uno de los usuarios de la tarjeta que ha devuelto el dinero.

Por la documentación incorporada a la causa judicial, que ya no está bajo secreto de sumario, los reyes y el empresario compartían un chat a tres de los que Apple habilita para mensajería instantánea, a través del sistema iMessage. El empresario contesta al mensaje de la reina Letizia con la siguiente afirmación: “Os lo agradezco mucho. En el futuro extremaré el cuidado, vivimos en un país muy difícil y sere aun más consciente de mi conducta”.

Es entonces cuando interviene una tercera persona a la que López Madrid identifica como “PF PT”. Según otros mensajes en este chat a tres que también están incorporados en el sumario judicial permiten concluir que se trata de un acrónimo de “Príncipe Felipe, Particular”. Al comentario de que España es un país “muy difícil”, realizado por el usuario de la ‘black’, el rey contesta: “¡Y tanto! Me uno al chat, pero prefiero tener un rato para charlar sin intermediación electrónica ni telefónica. Comemos mañana? Abrazo”.

eldiario.es se ha puesto en contacto con la Casa del Rey, que no confirma ni desmiente los mensajes. Un portavoz destacó que, en cualquier caso, Felipe VI y la reina Letizia no conservan a día de hoy relación de amistad con Javier López Madrid. En el momento de los mensajes citados habían pasado cuatro meses desde la coronación de Felipe VI. La amistad con el yerno de Juan Miguel Villar Mir y la hija de éste, Silvia, se remontaba a muchos años atrás.

A la propuesta para comer del rey, el empresario contesta dos minutos después: “No puedo señor estoy en san Francisco. Vuelvo el domingo, pero si es necesario regreso antes”. Y el rey contesta: “Ahí va! Pues claro que no, hombre. Era por charlar con tranquilidad. Ya cuando vuelvas hablamos. Un abrazo y disfruta algo lejos de este barullo”.

La comida se celebra finalmente una semana después, como demuestra una conversación posterior en el mismo chat, y también otro mensaje de López Madrid a Jaime Alfonsín, el jefe de la Casa del Rey, el 21 de octubre de 2014: “Jaime, hoy almuerzo con Don Felipe a las 2. Por si quieres que aproveche a pasar a verte antes o después. He dejado recado de mi llamada en tu despacho”.

Fuentes próximas al empresario aseguran que la amistad de López Madrid con Felipe VI se extendió a la reina Letizia cuando la antigua periodista comenzó su relación sentimental con el actual rey de España. Letizia y López Madrid compartían en la época de los mensajes clases particulares de yoga, de ahí a que se refiera a él como “compi yogui”. “La mierda de LOC” al que se refiere la reina puede ser el reportaje publicado por el suplemento de El Mundo tres días antes bajo el título: “Javier López Madrid: el íntimo del Rey Felipe con tarjeta ‘black’”.

López Madrid se ha visto envuelto en los últimos años en varios casos que están en los juzgados. Al de las tarjetas ‘black’, que ya se conocía cuando los reyes intercambiaron con él los mensajes, se sumó su imputación en febrero de 2015 por el presunto acoso a la doctora Pinto. Hace dos semanas, la Fiscalía solicitó el archivo de las actuaciones contra el empresario, pero la mujer ha recurrido denunciando un montaje policial en beneficio del poderoso empresario.

Con otros mensajes recuperados del teléfono móvil, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil elaboró un informe que pone de manifiesto las “relaciones estrechas” de López Madrid con un grupo de destacados comisarios de la Policía, con los que llega a hablar por teléfono antes y después de salir de la compañía que realizó el borrado del teléfono, previo a la entrega del terminal en el juzgado. Esos mensajes también están incluidos en la lista completa de mensajes recuperados por la Guardia Civil del iPhone 5s de López Madrid.

Más recientemente, el yerno de Villar Mir ha sido interrogado por el juez Eloy Velasco en el marco de la Operación Púnica. Un empresario, exsocio de Francisco Granados, ha declarado ante el magistrado que las siglas “JLM” que aparecen en una agenda incautada al antiguo hombre fuerte del PP en Madrid corresponden a Javier López Madrid. La investigación apunta a que el consejero delegado del Grupo Villar Mir  habría financiado con cerca de 1,8 millones de euros de dinero negro al PP de Madrid.

Fuente

Balance, Purga y Liberación

14

Llevamos un largo camino de búsqueda, cada uno a su modo, buscando sus propias fuentes e influencias, otros menos ortodoxos buscan también a su modo, salvando sus propios obstáculos dentro de sí mismos. Mi “método” no es el indicado para nadie, porque solo yo me entiendo a mí mismo y soy el que lidia con mis emociones, pensamientos y contradicciones. Así debería ser la búsqueda de cada uno, porque al final solo tú sabes interpretarte y nadie podrá jamás, decirte o saber lo que sientes, mejor que tú mismo. Es por eso, que es momento de hacer balance, identificar en nosotros mismos lo que fue llegando este tiempo atrás a nosotros, que nos aportó y que nos restó, que muros tiramos abajo y que nuevas creaciones construimos, que nos hizo tropezar y que nos ayudó a levantarnos.

Si hacemos un pequeño recuento mental, nos daremos cuenta que iniciamos este tortuoso camino con unas creencias, unos lastres diría yo, que nos impedían ver más allá, de lo que queríamos y podíamos comprender, aprendimos a abrir la mente a nuevas posibilidades y con ello, nuevas probabilidades se ofrecían casi por defecto. Como poco a poco, nos hemos ido dando cuenta que una vez que tirábamos abajo esa pared que nos impedía avanzar, otra estaba allí esperando, que a cada avance, esa prueba era aún más difícil, y nos hacía enfrentarnos no solo a nosotros mismos, sino a todos lo que aún no habían empezado a palpar ese obstáculo.

La religión, la muerte, la esperanza y la fe, el miedo, las ideologías, la familia. Una larga e interminable crisis existencial, en el que constantemente nos ponemos a prueba y unas veces salimos victoriosos y otras replegamos velas, y esperamos un momento más propicio. De vez en cuando paramos, miramos alrededor y vemos como el resto siguen ignorantes su ritmo, como el sonido de sus cadenas, forma la canción de los condenados, pero no somos distintos de ellos, la única diferencia es que sabemos que tenemos cadenas, que somos esclavos, que fuimos condenados y sufrimos la perversa amnesia de no saber por qué.

Esas dudas son la chispa que hizo prender la mecha, que inicio este peregrinaje. La nuestra es una epopeya digna de leyenda, unos pocos formamos esta especie de avanzadilla en el que lograremos la libertad por nosotros mismos, y esta libertad ansiada, solo llega con nuestra memoria, de hecho, solo por ansiar la libertad, ya tenemos un gran avance. Una vez recuperemos el alma de nuestra total existencia, lo tendremos todo. Cuáles fueron las mentiras implantadas, cuales las creencias falsas, cuales los modos erróneos, y en esto estamos muchos…

Cada uno elige que debe derrumbar ahora, La religión impide reconocernos, mirar hacia adentro y tomar conciencia de lo que somos, mientras miramos fuera y seguimos a otros, sean o no hijos de un dios, nosotros seremos simples bastardos sin derechos ni gloria, perpetuos hijos de Caín viviendo en el pecado y la culpa de algo de lo que no tenemos memoria suficiente como para siquiera admitir o resarcir, no hay solución aparente, es por ello que aceptamos al redentor, inocentes e inconscientes, sin saber que acabamos de colocarnos lo grilletes y por defecto colocárselos a nuestros hijos y nietos.

La muerte es otro de esos engaños que es difícil de eliminar de nuestras creencias, porque podemos creer en la resurrección, en la reencarnación o en un final sin trascendencia, pero al final cuando entramos en la caja, nada parece que nos de la prueba previa definitiva, que nos diga y aseguren que esas creencias tienen algún sentido. Hay cosas que la ciencia y la empírica jamás te responderán, si no hay nada en tu interior que se remueva y te hable nunca podrás entender que es eso de la conciencia. La necesidad de ver y tocar, es la que ha empujado a muchos a caer en ocultismos, nueva era y teosofías, que solo le ha mostrado el lado erróneo de esa realidad, que se escapa y esquiva nuestros sentidos. Otros en cambio se contentan con mirar más allá de lo que pueden comprender y aceptan conceptos como “holograma” o “Matrix” sin comprender que se están alejando aún más, de lo que es en esencia, su realidad. Una alegoría que se convierte en creencia casi religiosa, aceptada solo porque es una explicación aceptable y plausible, tomada desde la total amnesia de lo que somos.

Seguimos tirando muros, aceptamos que no morimos, pero seguimos creyendo en un orden natural, negando la raíz del mal, y tomamos filosofías orientales solo porque creemos que escapan a las garras judeo-cristianas, nos abrazamos tan fuerte a ellas, que no se nos ocurre, pensar que provienen de la misma mente retorcida. Morir y volver, para repetir y morir otra vez. Nos dan un concepto llamado Karma, que explicaría porque es necesario el perpetuo retorno, dándonos excusas infantiles para la amnesia y lo artificioso de este sistema, algo que no precisa más que un poco de análisis para concluir que somos completamente ajenos al orden natural y vivimos en una burbuja de irrealidad, pero esto lejos de plantearnos un refuerzo en nuestro análisis, preferimos paliar el desasosiego nuevamente con la dichosa “Matrix” lo que logra impedirnos que avancemos en la dirección correcta.

También nos dimos cuenta que no podemos fiarnos de absolutamente nada de lo que diga cualquier ente o ser corpóreo, de la tierra o fuera de ella, porque aquí cada uno tiene una intención y un plan distinto, y ninguno de ellos trata de evitar que nuestras dudas existenciales se resuelvan, solo nos dan bonitas palabras, gruesos libros llenos de paja literaria y un buen puñado de creencias, las cuales nos impedirán avanzar en esa búsqueda que iniciamos. Como podemos imaginar, al final, unos millones inician el camino, y estas trabas hacen que el ritmo se atenué, y de millones pasen a ser unos cientos los que logran sobrepasar estas barreras, o perder poco tiempo en ellas.

En este punto te das cuenta que solo te puedes fiar de ti mismo, y de aquellos que están aquí pringando contigo y comparten esta búsqueda, es compartiendo entre nosotros como logramos concluir y comparar experiencias, para finalmente elegir aquello que nos queda aún por liberar. Una vez tienes algunas dudas existenciales encaminadas y tu comprensión del papel que estás jugando en este mudo toma un cariz muy distinto al que tenías en un principio, es cuando las ideologías, los arraigos y lazos de sangre se desmontan.

La nación ya no es algo que te mueva, ese trapo que ondea al viento no significa nada para ti, es como que sientes que ya cometiste ese error antes y no te permites repetirlo más veces, y solo sientes amor, por la Tierra en términos generales, no por un trozo delineado en un mapa, del cual ni siquiera tienes referencias reales. Es tal el desconocimiento que tenemos del suelo que pisamos y el planeta que habitamos, que cualquier teoría medianamente bien argumentada se acepta y se cree, es por eso que cuanto más logramos aproximarnos a la verdad, más éxito tienen cosas como la “Tierra Plana” “Tierra cubica” “Tierra cóncava”…

Admitámoslo, no sabemos dónde estamos y solo creemos lo que nos dicen, hasta en algo tan básico como esto. En ningún momento pensamos que antiguamente se creía que la Tierra era plana y que un día un señor con un rudimentario telescopio dijo que la Tierra era redonda y lo quemaron vivo, tampoco nos da por pensar, que esa poderosa Iglesia inquisitoria es la misma que hoy vuelve al ataque con todas esas “teorías” de un planeta con formas geométricas antinaturales. Si nos fijamos en la naturaleza nos damos cuenta que esta, da frutos mayoritariamente esféricos, por lo tanto y sabiendo que todo está sujeto a un mismo patrón, seria estúpido pensar en cosas cubicas, planas o cóncavas, para hacer propagar la vida.

Si te das cuenta el patrón siempre es el mismo, este sistema te hace creer lo que sea con tal, de que sigas perdido y jamás alcances lo que en un principio te propusiste, saber la verdad. Como el sistema está sujeto a un modo ritual de hacer las cosas, a poco que sepas pensar, sabes cuándo y cómo te la quieren colar. Las ideologías es uno de esos patrones en los que la ingeniería social tiene su especial caldo de cultivo con nosotros, pero toda ideología y todo movimiento de ingeniería social está sujeto a un patrón, que esta obligatoriamente sujeto a unos regímenes. La mejor manera de detectarlos es a la hora de identificar sus etiquetas, los “ismos” y los “istas” con los cuales toman una idea y la invierten para transformarla en una forma de control o en un mecanismo de conflicto entre masas. Formas de dividir y vencer, métodos para fragmentar la unidad y lograr pastorear de una forma más sencilla a grandes cúmulos de población. Enfrentan al hombre con la mujer y viceversa, rompen el núcleo familiar, forman sentimiento de clase, diferencian y etiquetan a las personas por colores, formas y tamaños, y los enfrentan entre ellos.

Al final cualquier excusa es buena para tener un enemigo, familias toxicas, divididas y enfrentadas, vecinos y amigos con unas relaciones en las que la apariencia/envidia/camaradería juegan en un extraño equilibrio, relaciones laborales en las que es raro no ver una competencia desleal y un uso deportivo de la traición, y por supuesto, unas relaciones de pareja que están cada vez más motivadas por el cumplimiento de unos cañones, la autosatisfacción y el desarrollo del estatus social, que por los sentimientos.

Con todos estos ingredientes, no es raro salir a la calle y comprobar que las generaciones que vienen están muy lejos de retomar nuestra búsqueda para continuar donde lo dejemos. No soy amigo de tener esperanzas, de hecho no se lo aconsejo a nadie, la esperanza es un cáncer para la conciencia, la calla y la deja inerte en esa eterna espera, que nos ha llevado hasta estas aguas revueltas.

Una vez visto y enfrentado todo esto, una vez derribado estos muros, toca purgar todas esas mentiras, toda esa trama corrupta, todos esos escollos. La limpieza de todo ese escombraje se hace necesario para aclararnos mentalmente y aclararnos espiritualmente. Evaluar y saber que errores no podemos volver a cometer, quien está con nosotros y quien se vendió por un poco de dinero o popularidad, quien está tratando de adoctrinarte, quien persigue intenciones sectarias y usa herramientas de control mental, quien simplemente marear la perdiz y quien está igual de perdido que lo estuviste tú.

Es necesario en todo proceso de cambio y transformación parar, hacer balance y purga de vez en cuando, mirar atrás solo para no perder nuestras referencias, nuestro objetivo primario, y poder mirar hacia el frente con total confianza en ti mismo.

La liberación va llegando según te vas deshaciendo de todas esas capas de creencias que no dejaban entrar la luz en tu discernimiento, todo aquello opacaba tu comprensión y evitaba que llegases nunca a una conclusión correcta, o perdieses tu precioso tiempo en estúpidas teorías de un sabelotodo con argumentos llenos de programación mental, el deseo de ser libre no se puede evitar, pero si lo pueden retrasar, por eso hay tanto “iluminado” últimamente, que nos venden tierras planas, manipulación babilónica del lenguaje o que vivimos dentro de un ordenador, perder tiempo con estos, es una opción que te puede salir muy cara. Una vez identifiques a todos estos cuentistas vende humo, estarás liberado y con la mente despejada, ahora seguro logras encajar mejor la información interior y exterior.

Ahora cada vez más eres más tú, los pensamientos que nacen de ti, definitivamente son tuyos, sin influencias, ni reacciones originadas por los lastres que los programas provocaban que estuvieses totalmente condicionado, ahora y tras toda esta limpieza puedes Ser más tú mismo, y formar una individualidad más pura y más auténtica, natural, critica contigo, y con todos.

 

Fuente

Kamikazed Staff

Party People

Café de Papel

Historias que vale la pena compartir

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Nonet

Unas palabras especialmente para ti....

LA ZONA TRIBAL

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

Las termitas del cielo

Entropía callejera

#Barbanza

Mirada subjetiva de las noticias, con mucha picardia e ironía en #Barbanza

QUEBRANTANDO EL SILENCIO

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

風俗に生かされている

風俗に生かされている男の風俗探検!いろんな地域、いろんなジャンルの風俗を好き嫌いせず体験していきます。