Balance, Purga y Liberación

14

Llevamos un largo camino de búsqueda, cada uno a su modo, buscando sus propias fuentes e influencias, otros menos ortodoxos buscan también a su modo, salvando sus propios obstáculos dentro de sí mismos. Mi “método” no es el indicado para nadie, porque solo yo me entiendo a mí mismo y soy el que lidia con mis emociones, pensamientos y contradicciones. Así debería ser la búsqueda de cada uno, porque al final solo tú sabes interpretarte y nadie podrá jamás, decirte o saber lo que sientes, mejor que tú mismo. Es por eso, que es momento de hacer balance, identificar en nosotros mismos lo que fue llegando este tiempo atrás a nosotros, que nos aportó y que nos restó, que muros tiramos abajo y que nuevas creaciones construimos, que nos hizo tropezar y que nos ayudó a levantarnos.

Si hacemos un pequeño recuento mental, nos daremos cuenta que iniciamos este tortuoso camino con unas creencias, unos lastres diría yo, que nos impedían ver más allá, de lo que queríamos y podíamos comprender, aprendimos a abrir la mente a nuevas posibilidades y con ello, nuevas probabilidades se ofrecían casi por defecto. Como poco a poco, nos hemos ido dando cuenta que una vez que tirábamos abajo esa pared que nos impedía avanzar, otra estaba allí esperando, que a cada avance, esa prueba era aún más difícil, y nos hacía enfrentarnos no solo a nosotros mismos, sino a todos lo que aún no habían empezado a palpar ese obstáculo.

La religión, la muerte, la esperanza y la fe, el miedo, las ideologías, la familia. Una larga e interminable crisis existencial, en el que constantemente nos ponemos a prueba y unas veces salimos victoriosos y otras replegamos velas, y esperamos un momento más propicio. De vez en cuando paramos, miramos alrededor y vemos como el resto siguen ignorantes su ritmo, como el sonido de sus cadenas, forma la canción de los condenados, pero no somos distintos de ellos, la única diferencia es que sabemos que tenemos cadenas, que somos esclavos, que fuimos condenados y sufrimos la perversa amnesia de no saber por qué.

Esas dudas son la chispa que hizo prender la mecha, que inicio este peregrinaje. La nuestra es una epopeya digna de leyenda, unos pocos formamos esta especie de avanzadilla en el que lograremos la libertad por nosotros mismos, y esta libertad ansiada, solo llega con nuestra memoria, de hecho, solo por ansiar la libertad, ya tenemos un gran avance. Una vez recuperemos el alma de nuestra total existencia, lo tendremos todo. Cuáles fueron las mentiras implantadas, cuales las creencias falsas, cuales los modos erróneos, y en esto estamos muchos…

Cada uno elige que debe derrumbar ahora, La religión impide reconocernos, mirar hacia adentro y tomar conciencia de lo que somos, mientras miramos fuera y seguimos a otros, sean o no hijos de un dios, nosotros seremos simples bastardos sin derechos ni gloria, perpetuos hijos de Caín viviendo en el pecado y la culpa de algo de lo que no tenemos memoria suficiente como para siquiera admitir o resarcir, no hay solución aparente, es por ello que aceptamos al redentor, inocentes e inconscientes, sin saber que acabamos de colocarnos lo grilletes y por defecto colocárselos a nuestros hijos y nietos.

La muerte es otro de esos engaños que es difícil de eliminar de nuestras creencias, porque podemos creer en la resurrección, en la reencarnación o en un final sin trascendencia, pero al final cuando entramos en la caja, nada parece que nos de la prueba previa definitiva, que nos diga y aseguren que esas creencias tienen algún sentido. Hay cosas que la ciencia y la empírica jamás te responderán, si no hay nada en tu interior que se remueva y te hable nunca podrás entender que es eso de la conciencia. La necesidad de ver y tocar, es la que ha empujado a muchos a caer en ocultismos, nueva era y teosofías, que solo le ha mostrado el lado erróneo de esa realidad, que se escapa y esquiva nuestros sentidos. Otros en cambio se contentan con mirar más allá de lo que pueden comprender y aceptan conceptos como “holograma” o “Matrix” sin comprender que se están alejando aún más, de lo que es en esencia, su realidad. Una alegoría que se convierte en creencia casi religiosa, aceptada solo porque es una explicación aceptable y plausible, tomada desde la total amnesia de lo que somos.

Seguimos tirando muros, aceptamos que no morimos, pero seguimos creyendo en un orden natural, negando la raíz del mal, y tomamos filosofías orientales solo porque creemos que escapan a las garras judeo-cristianas, nos abrazamos tan fuerte a ellas, que no se nos ocurre, pensar que provienen de la misma mente retorcida. Morir y volver, para repetir y morir otra vez. Nos dan un concepto llamado Karma, que explicaría porque es necesario el perpetuo retorno, dándonos excusas infantiles para la amnesia y lo artificioso de este sistema, algo que no precisa más que un poco de análisis para concluir que somos completamente ajenos al orden natural y vivimos en una burbuja de irrealidad, pero esto lejos de plantearnos un refuerzo en nuestro análisis, preferimos paliar el desasosiego nuevamente con la dichosa “Matrix” lo que logra impedirnos que avancemos en la dirección correcta.

También nos dimos cuenta que no podemos fiarnos de absolutamente nada de lo que diga cualquier ente o ser corpóreo, de la tierra o fuera de ella, porque aquí cada uno tiene una intención y un plan distinto, y ninguno de ellos trata de evitar que nuestras dudas existenciales se resuelvan, solo nos dan bonitas palabras, gruesos libros llenos de paja literaria y un buen puñado de creencias, las cuales nos impedirán avanzar en esa búsqueda que iniciamos. Como podemos imaginar, al final, unos millones inician el camino, y estas trabas hacen que el ritmo se atenué, y de millones pasen a ser unos cientos los que logran sobrepasar estas barreras, o perder poco tiempo en ellas.

En este punto te das cuenta que solo te puedes fiar de ti mismo, y de aquellos que están aquí pringando contigo y comparten esta búsqueda, es compartiendo entre nosotros como logramos concluir y comparar experiencias, para finalmente elegir aquello que nos queda aún por liberar. Una vez tienes algunas dudas existenciales encaminadas y tu comprensión del papel que estás jugando en este mudo toma un cariz muy distinto al que tenías en un principio, es cuando las ideologías, los arraigos y lazos de sangre se desmontan.

La nación ya no es algo que te mueva, ese trapo que ondea al viento no significa nada para ti, es como que sientes que ya cometiste ese error antes y no te permites repetirlo más veces, y solo sientes amor, por la Tierra en términos generales, no por un trozo delineado en un mapa, del cual ni siquiera tienes referencias reales. Es tal el desconocimiento que tenemos del suelo que pisamos y el planeta que habitamos, que cualquier teoría medianamente bien argumentada se acepta y se cree, es por eso que cuanto más logramos aproximarnos a la verdad, más éxito tienen cosas como la “Tierra Plana” “Tierra cubica” “Tierra cóncava”…

Admitámoslo, no sabemos dónde estamos y solo creemos lo que nos dicen, hasta en algo tan básico como esto. En ningún momento pensamos que antiguamente se creía que la Tierra era plana y que un día un señor con un rudimentario telescopio dijo que la Tierra era redonda y lo quemaron vivo, tampoco nos da por pensar, que esa poderosa Iglesia inquisitoria es la misma que hoy vuelve al ataque con todas esas “teorías” de un planeta con formas geométricas antinaturales. Si nos fijamos en la naturaleza nos damos cuenta que esta, da frutos mayoritariamente esféricos, por lo tanto y sabiendo que todo está sujeto a un mismo patrón, seria estúpido pensar en cosas cubicas, planas o cóncavas, para hacer propagar la vida.

Si te das cuenta el patrón siempre es el mismo, este sistema te hace creer lo que sea con tal, de que sigas perdido y jamás alcances lo que en un principio te propusiste, saber la verdad. Como el sistema está sujeto a un modo ritual de hacer las cosas, a poco que sepas pensar, sabes cuándo y cómo te la quieren colar. Las ideologías es uno de esos patrones en los que la ingeniería social tiene su especial caldo de cultivo con nosotros, pero toda ideología y todo movimiento de ingeniería social está sujeto a un patrón, que esta obligatoriamente sujeto a unos regímenes. La mejor manera de detectarlos es a la hora de identificar sus etiquetas, los “ismos” y los “istas” con los cuales toman una idea y la invierten para transformarla en una forma de control o en un mecanismo de conflicto entre masas. Formas de dividir y vencer, métodos para fragmentar la unidad y lograr pastorear de una forma más sencilla a grandes cúmulos de población. Enfrentan al hombre con la mujer y viceversa, rompen el núcleo familiar, forman sentimiento de clase, diferencian y etiquetan a las personas por colores, formas y tamaños, y los enfrentan entre ellos.

Al final cualquier excusa es buena para tener un enemigo, familias toxicas, divididas y enfrentadas, vecinos y amigos con unas relaciones en las que la apariencia/envidia/camaradería juegan en un extraño equilibrio, relaciones laborales en las que es raro no ver una competencia desleal y un uso deportivo de la traición, y por supuesto, unas relaciones de pareja que están cada vez más motivadas por el cumplimiento de unos cañones, la autosatisfacción y el desarrollo del estatus social, que por los sentimientos.

Con todos estos ingredientes, no es raro salir a la calle y comprobar que las generaciones que vienen están muy lejos de retomar nuestra búsqueda para continuar donde lo dejemos. No soy amigo de tener esperanzas, de hecho no se lo aconsejo a nadie, la esperanza es un cáncer para la conciencia, la calla y la deja inerte en esa eterna espera, que nos ha llevado hasta estas aguas revueltas.

Una vez visto y enfrentado todo esto, una vez derribado estos muros, toca purgar todas esas mentiras, toda esa trama corrupta, todos esos escollos. La limpieza de todo ese escombraje se hace necesario para aclararnos mentalmente y aclararnos espiritualmente. Evaluar y saber que errores no podemos volver a cometer, quien está con nosotros y quien se vendió por un poco de dinero o popularidad, quien está tratando de adoctrinarte, quien persigue intenciones sectarias y usa herramientas de control mental, quien simplemente marear la perdiz y quien está igual de perdido que lo estuviste tú.

Es necesario en todo proceso de cambio y transformación parar, hacer balance y purga de vez en cuando, mirar atrás solo para no perder nuestras referencias, nuestro objetivo primario, y poder mirar hacia el frente con total confianza en ti mismo.

La liberación va llegando según te vas deshaciendo de todas esas capas de creencias que no dejaban entrar la luz en tu discernimiento, todo aquello opacaba tu comprensión y evitaba que llegases nunca a una conclusión correcta, o perdieses tu precioso tiempo en estúpidas teorías de un sabelotodo con argumentos llenos de programación mental, el deseo de ser libre no se puede evitar, pero si lo pueden retrasar, por eso hay tanto “iluminado” últimamente, que nos venden tierras planas, manipulación babilónica del lenguaje o que vivimos dentro de un ordenador, perder tiempo con estos, es una opción que te puede salir muy cara. Una vez identifiques a todos estos cuentistas vende humo, estarás liberado y con la mente despejada, ahora seguro logras encajar mejor la información interior y exterior.

Ahora cada vez más eres más tú, los pensamientos que nacen de ti, definitivamente son tuyos, sin influencias, ni reacciones originadas por los lastres que los programas provocaban que estuvieses totalmente condicionado, ahora y tras toda esta limpieza puedes Ser más tú mismo, y formar una individualidad más pura y más auténtica, natural, critica contigo, y con todos.

 

Fuente

Anuncios

Publicado el 05/03/2016 en Principal y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Kommon Blog

Free The Writers

Café de Papel

Historias que vale la pena compartir

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Nonet

Unas palabras especialmente para ti....

LA ZONA TRIBAL

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

Las termitas del cielo

Entropía callejera

#Barbanza

Mirada subjetiva de las noticias, con mucha picardia e ironía en #Barbanza

QUEBRANTANDO EL SILENCIO

.......ELIGE BIEN LAS PIEZAS DEL PUZZLE

A %d blogueros les gusta esto: